Biografías y memorias

Amorós, Miguel

Maroto, el héroe. Una biografía del anarquismo andaluz

Colección Memoria. Virus Editorial, Barcelona 2011.  312p. 21x15cm.
     El anarquismo andaluz figura entre los grandes vacíos de la historia de la primera mitad del siglo XX y, concretamente, de la que se refiere al periodo que abarca la dictadura de Primo de Rivera, la República y la Guerra Civil y la Revolución. Estas dos décadas de cruenta guerra de clases, de las que saldrían victoriosos los sectores más reaccionarios y, en definitiva, el fascismo, convirtieron al anarcosindicalista granadino Francisco Maroto del Ojo en el símbolo de una generación de militantes y luchadores.
Maroto, hijo de una familia de tres hermanos y huérfano de padre desde muy joven, nació en el barrio del Albaicín, donde residía buena parte de la clase obrera granadina, expulsada del centro tras sucesivas remodelaciones urbanísticas. Ebanista de profesión, sería uno de los principales líderes de la CNT en Granada durante la República. Maroto se convertiría en un personaje tan querido por las clases populares granadinas como aborrecido por la burguesía y los caciques granadinos, los cuales formaban «parte de la derecha más conservadora y ultramontana». Calificado de «maleante y delincuente» en las páginas del diario monárquico El Ideal, Francisco Maroto participó activamente en la enconada conflictividad obrera existente en Granada en los años treinta, sufriendo la consiguiente represión.
Pero sería durante la guerra cuando se dibujarían en Maroto los rasgos que lo convierten en una figura sobresaliente, junto con otras como el malagueño Juan Santana Calero o el sevillano Juan Arcas. A pesar de haber conseguido organizar una columna de milicianos que demostró una más que sobrada solvencia militar, la estrepitosa caída de Málaga fue utilizada para criminalizar a las milicias anarquistas y, en última instancia, para encarcelar y quitar de en medio al propio Maroto. A pesar de las acusaciones sin pruebas y de las incontables peticiones de libertad, la inquina hacía él tanto del PCE como del gobernador civil de Almería, el socialista Gabriel Morón —junto con la pasividad calculada de los organismos dirigentes de la CNT, más preocupados por los equilibrios en las instancias de gobierno que por los presos anarquistas—, hicieron que pasara buena parte de la guerra en la cárcel.
Capturado por los fascistas en Alicante en enero de 1940, sería fusilado en julio de ese año tras ser salvajemente torturado. La historia de Maroto no puede leerse como la historia de un solo hombre, sino como una biografía de un anarquismo andaluz que en las luchas sociales forjó el carácter de cientos de militantes. Una historia que ha sido cerrada a cal y canto tanto por el Franquismo como por el régimen que le sucedería.

Ascaso, Joaquín

Memorias (1936-19389. Hacia un nuevo Aragón

Larumbe Clásicos Aragoneses, 42. Prensas Universitarias de Zaragoza. Zaragoza, 2006. 204p. 21x13cm.
      Ascaso fue un obrero albañil, formado a principios de los años 30, “habituado a la clandestinidad y muy mediatizado, como otros compañeros, por el impacto de la sublevación de Jaca”. Durante los cinco años de la II República, se convirtió en un líder de la CNT, con diversos grados de radicalización. Recuerda Díez Torre que ya en ese período, Ascaso visitó varias veces la cárcel, algo que se volvió a repetir en 1938, tras la presidencia del Consejo de Aragón: estuvo preso 38 días cerca de Valencia, y finalmente se marchó a Francia con Antonio Ortiz porque los estalinistas, que habían asesinado a Andreu Nin, también les perseguían.
“Lo procesaron por causas ficticias las autoridades gubernamentales. Su propia organización aragonesa le hizo el vacío. Y de ahí la salida. En Francia vivió muchas penalidades. Las autoridades lo amenazaron con devolverlo a Franco o a sus propios compañeros. Finalmente, consiguió embarcar hacia Uruguay, se estableció en Venezuela, estuvo también en Chile. Trabajó de albañil, de conserje, condujo camiones. Nunca dejó de ser un transterrado. Sus amigos pagaron su entierro”. Las memorias las redactó antes de partir al exilio…

Berkman, Alexander

Berkman, A.- El mito bolcheviqueEl mito bolchevique

LaMalatesta Editorial/Tierra de Fuego, Madrid-Tenerife 2013.  320p. 21x15cm.
 En 1919, Alexander Berkman, Emma Goldman y otras 247 personas (socialistas, anarquistas, sindicalistas…) son deportados desde los Estados Unidos de Norteamérica a la Rusia revolucionaria. Llegarán cargados de ilusiones y dispuestos a dar lo mejor de sí mismos para ayudar a crear el paraíso de los trabajadores. Pronto descubrirán el lado oscuro de ese paraíso: la revolución se autodevora. Burocracia y represión se dan la mano para acogotar los últimos vestigios revolucionarios.
Berkman nos relata, no solo su periplo por toda la geografía de la cambiante Rusia de los años 20, desde Moscú a Siberia atravesando Georgia, sino también su catarsis personal pasando de un apoyo sin fisuras a los bolcheviques y su proceso revolucionario a su frontal oposición a un sistema que, tras el aura de emancipador, en realidad escondía un incipiente régimen basado en la arbitrariedad, los privilegios personales, la creación de una casta privilegiada entre los miembros del partido y un ataque furibundo a cualquier muestra de libertad. Este testimonio excepcional, por primera vez traducido al castellano, nos pinta un cuadro inédito de la Revolución rusa justo antes de la insurrección de Kronstadt de 1921, verdadera muestra de la locura bolchevique y aldabonazo en las conciencias revolucionarias del momento; Alexander Berkman, con una clarividencia excepcional, prevé y argumenta la deriva totalitaria y criminal de la que fue llamada durante mucho tiempo “la patria de los trabajadores”.

Blanco Hernández, Luis

Blanco Hernández, L.- Pedro KropotkinPedro Kropotkin

Colección Sinergia. Serie Verde, 36. Fundación Emmanuel Mounier, Salamanca 2009. 102p. 18x12cm.
Renuncia a sus orígenes aristocráticos en la Rusia de los zares, y sus privilegios, para dedicarse al pueblo, especialmente a los campesinos, y aproximar la Gran Revolución. Reconocido como sabio universal y sistematizador del pensamiento anarqista. Su influencia en el mundo anarquista sigue siendo trascendental. Sus obras escritas, además de su aportación a la ciencia, son: La conquista del pan, Campos, Fábricas y talleres, El apoyo mutuo, Ética y La Gran Revolución Francesa.

Christie, Stuart

Franco me hizo terrorista. Memorias del anarquista que intentó matar al dictador.

Colección Historia Viva. Temas de Hoy, Madrid 2005.  304 p. 22×14 cm.
En el verano de 1964 y con 18 años recién cumplidos, el anarquista escocés Stuart Christie viajó a España desde su Escocia natal, escondiendo una carga de explosivos bajo su ropa y con una misión: matar a Franco y cambiar así el rumbo de la historia española. Su temprana obsesión con el dictador había nacido algunos años antes, en los albores de su adolescencia, cuando sus familiares y su círculo de amigos adultos nutrían sus reuniones con anécdotas sobre la Guerra Civil y las Brigadas Internacionales en las que muchos de ellos habían participado. Pero quien más influyó en su vocación anarquista y antifranquista no fue ninguno de estos ex combatientes, sino una figura mucho más fuerte y determinante en el ideario de Christie: su abuela.«Básicamente, lo que ella hizo fue proveerme de un barómetro moral en el que se fusionaban el socialismo libertario y el anarquismo. Ella me dio la estrella que siempre seguí». Siempre guiado por su curiosa musa inspiradora, Christie comenzaría a contactar con algunos exiliados de la España franquista. En agosto de 1964, cuando su mundo aún no se extendía más allá del sur de Inglaterra, Christie recibió instrucciones para cumplir con su primera misión internacional. Y así comenzó un viaje lleno de insólitas peripecias, que acabó de una manera ciertamente insospechada por su protagonista.

Cirac Febas, Jesús / Ledesma Vera José Luis

Manuel Buenacasa Tomeo. Militancia, cultura y acción libertarias

Centro de Estudios Comarcales  del Bajo Aragón- Caspe, 2005.  323p. 21x15cm.
Manuel Buenacasa transitó por la Historia del anarquismo español del pasado siglo son dejar huellas importantes en su memoria colectiva. No las dejó en la obra de los historiadores. Tampoco entre los habitantes de Caspe, el pueblo en el que nació en 1886.
Cuarenta años después de su muerte en el exilio, Buenacasa sigue siendo un desconocido para sus paisanos, para los militantes y simpatizantes libertarios y también para los estudiosos de la Historia reciente de España. Lo sorprendente es que Buenacasa represente como ningún otro el paradigma del militante libertario; que posee todos los atributos necesarios para merecer el reconocimiento de sus conciudadanos; que lleva cosido a las espaldas todo el recorrido ideológico y sentimental del movimiento anarquista ibérico. ¿Cómo explicar entonces, el persistente, sistemático y largo olvido?
La presente obra no es más que un intento modesto de reclamar la atención de militantes, historiadores y caspolinos que varios entusiastas de la figura de Manuel Buenacasa decicieron impulsar dispuestos a deshacer un viejo entuerto. El resultado es una mezcla de datos biográficos, opiniones, sentimientos expresados en voz alta, notas severas y conjeturas cuya finalidad última es subrayar el carácter libre y arriesgado de parte de la obra de Buenacasa que, en este volumen, se presenta por primera vez al público.

Díaz, Carlos

Víctor García, “el Marco Polo del anarquismo”

Ediciones Madre Tierra, Madrid 1993. 198p. 20x13cm.
Víctor García (Germinal Gracia) vivió, se movió y existió en el ideal anarquista; su vida y su obra tuvieron un mismo sentido: una entrega fiel, integral, sin límites ni adjetivos al Hombre Moderno en una sociedad sin clases…

Díez, Paulino

Memorias de un anarcosindicalista de acción

Colección Alborán, 15. Edicions Bellaterra, Barcelona 2006. 264p. 22x14cm.
Pocas veces el título de un libro responde de forma tan exacta a la realidad que describe y a la personalidad de su autor. Como afirma certeramente Víctor García, el prologuista de la primera edición del libro (Caracas, 1976), cuando con 84 años de edad Paulino Díez se decidió a contar desde el exilio de Panamá su vida, redactó unas memorias en las que la acción arrolla con todo. Las nutridas páginas de Memorias de un anarcosindicalista de acción están recorridas con los destellos y las dentelladas de un soldado del ideal libertario, una calificación que se convierte en un atributo del crudo itinerario de Paulino Díez Martín, al que cabe añadir además el de soldado de la memoria recuperada ya que sin su escritura habría quedado enlodado en el olvido un capítulo crucial de la historia contemporánea de Melilla, lo que en las circunstancias relatadas equivale a decir que lo es además de la historia reciente española. En efecto, de Paulino Díez Martín se puede decir lo mismo que de otros incansables anarcosindicalistas que forjaron su personalidad en una intensa lucha. Algunos de ellos sobrevivieron en el exilio interior -o en el exterior- y dejaron unos testimonios hoy considerados lugares inmateriales de la memoria común española y parte fundamental de la historia de una revolución truncada. Entre ellos aparece como imprescindible el de Paulino Díez.

Etchebéhère, Mika

Mi guerra de España. Testimonio de una miliciana al mando de una columna del POUM

Cita de Irrecupables. Alikornio Ediciones, Barcelona 2003. 347p. 22x14cm.
Mika Etchebéhère (Mika Feldman), argentina de padres rusos, llegó a Madrid el 12 de julio de 1936 para reunirse con su marido. Seis días después de su llegada se produce el levantamiento del ejército, y la pareja de revolucionarios, de inspiración trotskista, se une a la Columna del POUM. En el frente de Guadalajara, muerto su marido, Hipólito Etchebéhère, al mes de entrar en combate, Mika asume la responsabilidad de la columna donde, con la posterior militarización de las milicias, alcanzará el grado de capitana (única mujer con mando de tropa en la guerra de 1936-39). Pero el relato de ese periodo va mucho más allá de la exposición del horror de la guerra. “Mi guerra de España” es, sobre todo, la narración lúcida y emocionada de una mujer que no sólo tuvo que enfrentar los prejuicios de sus propios camaradas, sino las intrigas y persuciones de los agentes de Stalin contra el proceso revolucionario que se desarrollaba en el bando republicano. Sin embargo, en estas memorias no hay la mínima concesión al heroismo militarista. Al contrario, la prosa directa e intensa de este libro nos pone ante el testimonio de una mujer que no esconde sus vacilaciones, sus decepciones, sus contradicciones; sentimientos todos de una capitana atípica, como no podía ser de otro modo, en una mujer “carente del mandamiento del odio”, pero imbuida de un insobornable espíritu revolucionario que mantendría hasta el final de sus días en París, en 1992.

Enzensberger, Hans Magnus

Enzensberger, H.M.- El corto verano de la anarquíaEl corto verano de la anarquía. Vida y muerte de Durruti

Colección Compactos Anagrama, 274. Editorial Anagrama, Barcelona 2010. 288 págs. 21×14 cm.
El volumen empieza con un prólogo, «Los funerales», y acaba con un capítulo sobre «La posteridad». Entre ambos se cuenta la historia de un héroe proletario, desde su infancia en una pequeña ciudad del norte de España hasta las «siete muertes» de Durruti, que nunca han sido aclaradas. El autor justifica por qué decidió narrar esta vida basándose exclusivamente en documentos: reportajes, discursos, octavillas, folletos; así como memorias y entrevistas con testigos oculares que sobrevivieron. Esta vida no está escrita por nadie, y por una razón poderosa: ningún escritor se habría arriesgado a escribirla: «se parece demasiado a una novela de aventuras» (Enzensberger citando a Ehrenbourg). Novela-collage, pues, reconstrucción siempre fragmentaria, a la vez incompleta y demasiado rica, «contradictoria», siempre vinculada a las centelleantes incertidumbres de la tradición oral: novela de Durruti donde la Historia aparece como «ficción colectiva».
La necesidad de este procedimiento narrativo se manifiesta en cada página. Está muy centrada en la persona de Durruti, el cual, antes de convertirse en uno de los líderes militares de la guerra civil, participó en España y fuera de ella en muchos atentados, atracos a bancos y secuestros, actos clandestinos por definición, y de los cuales sería inútil esperar la relación exacta. Pero también gira en torno a la naturaleza misma de la lucha anarquista. En una entrevista reciente en Barcelona, Enzensberger afirmó: «Fue un trabajo apasionante porque me permitió hablar con un tipo de personas que en el mundo actual ya no serían reales, porque la pureza de aquella gente ya no existe», y calificó esa etapa del anarquismo español como «una de las aventuras más fascinantes del siglo XX».
Hans Magnus Enzensberger (Baviera, 1929) es uno de los creadores más agudos y significativos de nuestro tiempo. En Anagrama se ha publicado gran parte de su polifacética obra: los ensayos recogidos en Detalles, Polítíca y delito, El interrogatorio de La Habana, Para una crítica de ¡a ecología política, Elementos para una teoría de los medios de comunicación, Conversaciones con Marx y Engels, Migajas políticas, ¡Europa, Europa!, Mediocridad y delirio, La gran migración, Perspectivas de guerra civil, Zigzag, El perdedor radical y En el laberinto de la inteligencia, las novelas El corto verano de la anarquía (Vida y muerte de Durruti) y Josefine y yo, los libros de poemas Mausoleo y El hundimiento del Titanic, el libro de poemas y ensayos Los elixires de la ciencia y la obra teatral El filántropo.

Fabbri, Luce

fabbri-l-historia-de-un-hombre-libreHistoria de un hombre libre: Luigi Fabbri

Piedra Libre, 19. Nordan Editorial, Montevideo agosto 2002. 228p. 23,5×15,5cm.
Una vida como camino renovado, fuera de los senderois trillados y contra los trillos impuestos desde el poder, en una permanente búsqueda de libertad.
Luigi Fabbri, uno de los representantes más lúcidos y creativos del pensamiento libertario, que penduló entre Europa y América Latina en el correr del siglo XX, es visto desde la perspectiva cercana pero rigurosamente documentada de su hija Luce, igualmente comprometida en la elaboración teórica y práctica del anarquismo social.
Una aproximación a la vez descriptiva y valorativa que nos permite vivenciar la fuerza, de alguna manera vigente, de tiempos dramáticos y entusiastas, cuyas huellas todavía encontramos en el presente.
Enfrentada a situaciones particulares, cargadas de contradicciones y amenazas, esa mirada es valiosa en la medida que puede servirnos para iluminar el presente y aportar referentes tanto en la crítica de nuestro tiempo, como en la construcción de futuros.
Una historia personal en el seno de la historia social, y contra la historia oficial.

García Oliver, Juan

El eco de los pasos.

FELLA / La rosa de Foc / Cnt Catalunya Joaquín Costa, 2008. 680p. 24×15 cm.
“El eco de los pasos”, libro autobiográfico del autor, es algo más que una autobiografía, más o menos autocontemplativa de su protagonista. Es también el análisis de un momento histórico, de un hacer y un comportamiento sin parangón en la historia de los pueblos. Páginas de la historia de España ocultadas soezmente por historiadores de todas las tendencias, ¿o no?, políticas, porque precisamente cuestiona de forma radical y comprobable esas tendencias.
Esta experiencia aquí plasmada del final del siglo XIX y el primer tercio del XX la creemos muy necesaria para orientar, sobretodo a los pedagogos e interesados en la historia, para que, si quieren, puedan ampliar conocimientos, alejados, cuando no totalmente enfrentados, a las mentiras del sistema. Creemos sinceramente que esta biografía, conjuntamente con el libro “La CNT en la Revolución Española” escrito por Peirats y también editado por Ruedo Ibérico, debieran ser imprescindibles para cualquier historiador honesto.
Para introducir al posible lector también añadimos opiniones de personas conocidas, o no, que se manifiestan sobre el autor, e incluso sobre la historia que se comenta. Ramón Lladó recuerda la carencia de trabajos y análisis sobre J. García Oliver, mientras José Peirats analiza la situación de su momento. Otros como Josep Alemany y Abel Paz cuestionan actuaciones, tanto de la Organización que fue protagonista de la época, como del autobiografiado. Todo ello complementado con treinta y dos páginas de fotos del autor y la época.

Gutiérrez Molina, José Luis

Valeriano Orobón fernández. Anarcosindicalismo y revolución en Europa

Libre Pensamiento – Federación Local CGT Valladolid, 2002. 204p. 21x15cm.
No es posible entender la historia de España, al menos la del primer tercio del siglo XX, sin tener presente al anarquismo. Sus organizaciones tuvieron una especial importancia, en algunos casos decisiva, en el  desarrollo de las principales cuestiones que afectaron a la vida social y económica de la nación. Así ocurre, por ejemplo, en lo referente al problema de la tierra, y la ejecución de una reforma agraria; a la organización  del movimiento obrero al compás de la  industrialización o, en  1936, a las prácticas revolucionarias puestas en marcha tras la derrota de la sublevación militar.
Fueron muchos los miles de hombres y mujeres que lucharon por la conquista de un mundo nuevo inspirado en los principios libertarios. Hoy, salvo contadas excepciones, la inmensa mayoría de ellos están olvidados. Queda un escaso rastro de la tupida red que, en unas regiones más que en otras, formaba la trama en la que se sustentaba el anarquismo ibérico. Casi no existía comarca en la que no funcionara una, pequeña o grande, sociedad obrera guiada por los principios tácticos y finalistas anarquistas; viviera un corresponsal, encargado de proporcionar información y venderla, de la prensa ácrata o se creara un grupo específico, de cuatro, cinco o seis miembros, que se reunieran para discutir cual era la forma mejor de difundir los principios libertarios.
Uno de estos miles de militantes fue Valeriano Orobón Fernández. Castellano de nacimiento, su corta vida es un compendio de lo que era el movimiento libertario español de esas décadas. Aunque Valladolid no era una de las plazas inertes del anarquismo, existía en ella, desde los tiempos de la Primera Internacional, un activo núcleo libertario que mantuvo,  unas veces más boyantes, otras menos, una sociedad de oficios varios y, sobre todo, una escuela inspirada en los principios racionalistas. Aunque el socialismo, y el sindicalismo confesional católico, dominaban el panorama obrero, del pequeño foco ácrata surgieron varios destacados militantes del anarquismo y anarcosindicalismo español…

Lavazza, Claudio

Autobiografía de un irreductible

Ediciones Autónomas, 2010. 256p. 19x13cm.
“Mi presencia en las manifestaciones de la Autonomía es cada vez más importante, trato de no perderme ni una, me siento a gusto en todas aquellas ciudades importantes del país mezclado con tantos/as compañeros/as que piensan como yo, esperando el momento para calar el pasamontañas y atacar a todos los símbolos del sistema, sean éstos personas o cosas. Nos sentimos fuertes todos/as juntos/as, damos miedo, lo leemos en los ojos de las fuerzas del orden, de los comerciantes colaboradores, de los fachas… Se acabaron los tiempos de recibir palos sin poder devolverlos, ahora también nosotros/as tenemos armas de fuego, con cada vez más insistencia se oye el grito “Poliziotto, fai fa-gotto, é arrivata la compagna P38” (“Policía vete, ha llegado la compañera P38″), en referencia a la pistola semi-automática Walter P38 del ejército alemán.”
Claudio Lavazza fue protagonista de los denominados “años de plomo” en Italia. Miembro de los grupos Proletarios Armados por el Comunismo (P.A.C.) y Comunistas Organizados por la Liberación Proletaria (C.O.L.P.), tuvo que exiliarse en 1982 debido a la represión. Su pista se pierde hasta su detención en Córdoba (España) el 18 de Diciembre de 1996, tras el fallido atraco a la sucursal central del Banco Santander. Durante la persecución policial murieron dos agentes de la policía local de Córdoba y Claudio y sus compañeros recibieron múltiples heridas de bala. Desde la fecha permanece encarcelado, habiendo pasado muchos de estos años en los ilegales módulos de aislamiento FIES creados por el PSOE en 1991, donde participó en numerosas protestas, siendo fuertemente criminalizado por ello.

Lera, Ángel María de

Ángel Pestaña, retrato de un anarquista

Editorial Argos, Barcelona mayo 1978. 3ªEdición. 351p. 20×13,5cm.
     La FAI apeló a todos los medios para destruir a Ángel Pestaña, pero no pudo. Pudo, eso sí, desplazarle del liderazgo de la CNT y arrastrar a ésta de frustración en frustración hasta la definitiva de participar, de manera subordinada, en el gobierno de la República, para compartir las responsabilidades de la gran derrota. No hubiera hecho falta tan desatinado error histórico para dar la razón a Pestaña si sus adversarios hubiesen sido capaces de despojarse de su virulencia patológica y de interpretar desapasionadamente la realidad española por aquellas fechas. Cabe, por lo menos, suponer que si en el último parlamento de la República hubiera habido medio centenar de diputados sindicalistas, en vez de dos sólamente, dirigidos por la experiencia y cordura de Pestaña, tal vez la historia hubiese tomado otros derroteros.

Lorenzo, Anselmo

El proletariado militante.

Confederación Sindical Solidaridad Obrera, Marzo 2005.  480 p. 21×15 cm.
Anselmo Lorenzo Asperilla (Toledo 1841- Barcelona 1914) puede ser considerado como el gran patriarca del Movimiento Obrero Español. Cofundador de la Primera Internacional en España (forma parte del grupo de Madrid con quien contactó Fanelli a su llegada a nuestro país), llega a intervenir asimismo en la fundación de dicha organización en Portugal. Participa en la Conferencia de Londres de la AIT de 1871, donde conoce a Marx y Engels. Su trayectoria militancial está estrechamente ligada a la versión antiautoritaria del Movimiento Obrero, estando involucrado en la creación de Solidaridad Obrera, y en la conversión de ésta en CNT, en cuyo congreso inaugural, leyese una salutación suya.
Si hubiéramos de elegir un puñado de obras que nunca deberían faltar de la biblioteca de todo militante obrero, ésta ocuparía un lugar destacadísimo, tanto por su importancia histórica, como por su carácter formativo y educacional de futuros y presentes militantes. Importancia aún más acusada si tenemos en cuenta la actual situción de postración del Movimiento Obrero.  (N.de los editores).

Márquez, José M. / Gallardo, Juan J.

Ortiz, general sin dios ni amo.

Grupo de Historia José Berruezo – Editorial Hacer. Sta. Coloma Gramanet, 1999. 382p. 21x15cm.
     En este libro, JJ. Gallardo y J.M. Márquez tratan de esclarecer, sin prejuicios ni tabús, la trayectoria y actuación de un destacado militante anarquista, Antonio Ortiz, desde su infancia y juventud hasta su exilio en Venezuela. El interés del libro, considerable ya como biografía de este personaje, es aún mayor debido a que a través de la investigación histórica sobre la intensa vida de Ortiz -fue secretario del Sindicato de la Madera de Barcelona, miembro de los cuadros de defensa del Poble Nou y del grupo Nosotros, Jefe de Columna primero y de División después en el Frente de Aragón, acusado de robo y deslealtad, víctima de un intento de asesinato, combatiente con las tropas aliadas en la Segunda Guerra Mundial, participó en un atentado frustrado contra Franco-, los autores precisan abordar y analizar una serie de acontecimientos y problemáticas más generales que afectaron decisivamente el desarrollo de la guerra y de la revolución y que incluyen tanto la actuación de la CNT-FAI, del Partido Comunista y de otras organizaciones durante este período, como la burocratización, tensiones y enfrentamientos que se produjeron en el seno de la CNT.

Masjuan, Eduard

masjuan-e-un-heroe-tragico-del-anarquismo-espanolUn héroe trágico del anarquismo español. Mateo Morral, 1879-1906

Colección Antrazyt 311. Icaria Editorial/Sintra Editorial, Barcelona noviembre 2009. 294p. 21,5x13cm.
Este libro ofrece por primera vez una biografía completa de un intelectual anarquista como fue Mateo Morral Roca, 1879-1906. La proyección histórica de Mateo Morral está fuertemente ligada a la trayectoria de la obra de Francisco Ferrer Guardia. La biografía por el recorrido vital de quien intentó matar al rey Alfonso XIII en París en 1905 y en Madrid en 1906 resulta indispensable para situar hechos históricos que tuvieron lugar ahora hace un siglo, imprescindibles para situar el proceso a Ferrer Guardia, sin duda uno de los acontecimientos más relevantes que condujeron a la Guerra Civil de 1936. Por ello, los desencadenantes de esta guerra remiten al recuerdo de la tragedia de la calle Mayor de 1906, a la Semana Trágica de Barcelona y su provincia, al consiguiente fusilamiento de Ferrer Guardia, junto al militarismo africanista presente en la política nacional en la que intervino decisivamente en todos los asuntos políticos.
En el proceso de recuperación de nuestra memoria histórica la génesis de los atentados y la figura de Mateo Morral recobran renovado interés y por eso es ineludible un acercamiento riguroso a la figura y el contexto histórico.
La figura de Mateo Morral ha gozado de un relieve histórico considerable, tras los acontecimientos políticos de nuestro siglo XX, los cuales han provocado inevitablemente una continuada reflexión en torno al reinado y las responsabilidades políticas del rey Alfonso XIII.

Mera, Cipriano

Guerra, exilio y cárcel de un anarcosindicalista.

CGT / CNT Catalunya-FELLA / CSSO / F.Salvador Seguí / LaMalatesta / Los sueños de la Hormiga Roja / Sindicato Construcción, Metal y Madera (CNT, Madrid), Marzo 2006. 480p. 21×15 cm.
Albañil de modesta familia, militó desde muy joven en el sindicato de la edificación de la UGT, siendo expulsado por su combatividad y fundando posteriormente el sindicato de la construcción de la CNT de Madrid durante los años treinta.
Durante la guerra civil llegó a mandar el IV Cuerpo de Ejército de la República con el grado de teniente coronel, desempeñando un relevante papel en los inicios de la contienda, habiendo participado en las tomas de Alcalá de Henares, Guadalajara y Cuenca como miliciano; así como en la batalla de Guadalajara y en el final mismo de la guerra, ya como militar.
Cipriano Mera, se ha convertido hoy en un símbolo de toda esa pléyade de militantes sencillos, sacrificados, tenaces, esforzados, laboriosos, rebeldes, consecuentes y combativos que conformaron alguna vez la Confederación Nacional del Trabajo.

Montseny, Federica

Anselmo Lorenzo. El hombre y la obra

Figuras del sindicalismo español. Los precursores. Ediciones Espoir, Toulouse 1970. 48p. 18×11,5cm.
Breve ensayo biográfico publicado por Federica Montseny en 1938.
Anselmo Lorenzo Asperilla (Toledo, 1841 -Barcelona, 1914) es uno de los máximos representantes del anarquismo en España. Organizador del movimiento obrero en sus orígenes, a partir de 1868. Impulsor de la corriente anarquista o anti-autoritaria; divulgador de las ideas de Bakunin y de las doctrinas libertarias, y propagandista incansable.

Montseny, Federica

Montseny, F.- Mis primeros cuarenta añosMis primeros cuarenta años

Colección Biografías y Memorias. Editorial Plaza y Janés, Barcelona 1987. 21x15cm. 256p.
Federica Montseny es una figura mítica de la historia de España. El anarquismo español tiene en ella a uno de sus máximos representantes y constituye un punto de referencia obligado cada vez que se pretenda analizar los hechos acaecidos en este país inmediatamente antes y durante nuestra guerra civil, Federica Montseny cobra un especial significado sobre todo en Cataluña, donde transcurrieron buena parte de sus primeros cuarenta años relatados en estas Memorias. A través de esta páginas asistimos a innumerables acontecimientos de suma trascendencia, protagonizados por un un testigo de excepción, la propia Federica. La luchas de la CNT, la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, octubre de 1934, el estallido de la guerra en 1936, la Segunda Guerra Mundial…En suma, este libro abarca los primeros cuarenta años de Federica Montseny desde que naciera en Madrid en 1905 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Negre, José

Recuerdos de un militante

LaMalatesta Editorial, 2010. 125p. 18x11cm.
Recuerdos de un viejo militante, de José Negre, nos narra en primera persona los entresijos de la fundación de Solidaridad Obrera la cual, andado el tiempo, sería la base sobre la cual se construiría la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) allá por 1910. Como diría en su momento Anselmo Lorenzo, verdadero patriarca del anarquismo hispano, en Solidaridad Obrera se hallaba la salvación del anarquismo tras el fracaso de la vía colectivista defendida entonces por el movimiento libertario, caracterizado por su posicionamiento en contra de cualquier tipo de organización obrera más allá de los simples grupos de afinidad. Seguramente Anselmo Lorenzo no estaba equivocado, si nos atenemos a la historia reciente de este país y el papel jugado por el anarcosindicalismo.

Palacio, Luis Antonio / García, Kike

La bala y la palabra. Francisco Ascaso (1901-1936). Vida accidental de un anarquista

LaMalatesta Editorial, Madrid octubre 2017. 454pp. 21×15cm.
Francisco Ascaso, sin ningún género de dudas, una de las más renombradas, y, a la vez, menos conocidas figuras del universo libertario ibérico.
La información sobre su apasionante y desconocida vida siempre ha estado reducida a los escasos y contradictorios datos que pueden entresacarse de las autobiografías raramente objetivas de sus compañeros de militancia.
Entró en contacto con el poderoso ideario ácrata en la ciudad de Zaragoza, donde fue encarcelado injustamente durante dos años por el asesinato de un periodista en el que no tuvo ninguna participación.
Una vez en libertad se tomó la revancha cuando, ya formando en las filas de Los Solidarios, acabó con la vida del cardenal Juan Soldevila, bastión de las posturas ultraconservadoras en el seno de la Iglesia española.
Detenido al cabo de pocos días se fugó de la cárcel y buscó refugio en Francia, país desde el que, junto a Durruti y otros compañeros, atravesó el Atlántico para emprender un increíble periplo que a través de media América les llevaría desde Cuba hasta Argentina, actuando por un igual como agitadores de masas o como expropiadores de bancos.
De vuelta a Francia, un intento fallido para acabar con la vida de Alfonso XIII les llevó a dar con sus huesos en Bruselas, deportados por las autoridades galas tras un tortuoso proceso judicial que no pudo imponerse a una impresionante campaña internacional de apoyo. Francisco regresó a la nueva España republicana convertido en una figura política de primer orden y durante esos años compaginó su trabajo en el grupo Nosotros con su cargo de secretario general del Comité Regional de Cataluña de la CNT.
Su faceta pública nunca le impulsó a renunciar a su papel como hombre de acción y no dudó en implicarse a fondo en las insurrecciones de enero y diciembre de 1933. Las autoridades no perdonaron su presente ni olvidaron su pasado, por lo que fue víctima de torturas, cárcel y hasta deportación en las colonias africanas.
Murió el 20 de julio de 1936 cuando luchaba al frente del pueblo en armas ante el cuartel de Atarazanas, el último obstáculo que le separaba de la victoria y del inicio de la Revolución por la que tanto había entregado desde su primera juventud. Este trabajo, primera monografía extensa sobre la formidable aventura de su vida, saca a la luz nuevos detalles en torno a su figura, resuelve algunas contradicciones historiográficas y arroja luz sobre una personalidad digna del mejor guión cinematrográfico.

Paz, Abel

Durruti en la Revolución Española

La Esfera de los Libros, 2006. 840p. 24×16 cm.
Con la publicación de esta biografía no se trata de mitificar al militante ácrata, ni elevarlo al panteón de los hijos ilustres muertos por la patria o la revolución. Sin embargo, tampoco hay que arrojar al olvido a personajes que, por sus cualidades personales o por las circunstancias concretas que les tocó vivir, pueden representar a otros miles de hombres y mujeres anónimos y sintetizar acontecimientos que si deben ser recordados más allá de la historia oficial, de la elaborada por el Poder. Como instrumento de lucha, como elemento de resistencia a la desinformación imperante aparece esta edición.

Peirats, José

Peirats, J.- Emma Goldman. Una mujer en la tormenta del sigloEmma Goldman, una mujer en la tormenta de siglo

Colección Paperback. Biografía, 24. Editorial Laia, Barcelona mayo 1983. 312p. 20x13cm.
Feminista y militante libertaria, Emma Goldman tuvo una participación activa en las luchas sociales de los Estados Unidos a comienzos del siglo XX y una presencia activa y crítica durante los primeros años de la Revolución Rusa. Vino a España en 1936 y 1937 y contribuyó poderosamente al movimiento de apoyo a la causa popular. José Peirats recoge el testimonio de la vida de esta mujer ejemplar y apasionadamente comprometida.

Pestaña, Ángel

Pestaña, A.- Trayectoria sindicalista

Trayectoria sindicalista

Colección Historia Política. Editorial Tebas, Madrid 1974. 876p. 24,5x15cm.
Entre las muchas paradojas que encierra la imagen de Ángel Pestaña, no son las menores que sus rasgos físicos suelen ir asociados a la fotografía que le presenta en el Ateneo de Madrid, al lado de un político liberal, como el Conde de Romanones; que su descripción más cuidada fuera trazada por la pluma del general Mola y que, por regla general, su nombre sea recordado antes como fundador de un grupo político de escaso relieve, el Partido Sindicalista, que como dirigente de la Confederación Nacional del Trabajo, nada menos que en los diecisiete años comprendidos ante la reorganización de 1915 y la crisis “treintista” de 1932.

Renguat, Jose María

Renguat, José Mª.- Marcelino MassanaMarcelino Massana, ¿terorismo o resistencia?

Testimonio de actualidad, 42. Libro de Bolsillo. Editorial Dopesa, Barcelona Octubre 1979. (2ªEdición). 219p. 20×12,5cm.
La figura de Marcelino Massana representa uno de los hitos de la resistencia civil al franquismo. Su acción, dirigida más a hacer presente un clima de intolerabilidad social que un ingenuo proyecto de derribar el régimen, es ejemplar, precisamente por lo que tiene de hostigamiento incesante, de denuncia de un estado de cosas que, desde el Estado, trataban de silenciar. Ante la posibilidad de que Massana pase a formar parte de la leyenda y él mismo se convierta en héroe, el autor nos lo presenta en su más pura dimensión humana, llamándonos la atención sobre su imagen desvirtuada por la información oficial e intentando que ella adquiera un auténtico perfil en el ámbito de lo memorable.

Ribas, Pepe

Ribas, P.- Los 70 a destajoLos ’70 a destajo. Ajoblanco y libertad

Colección Divulgación. Booket, Barcelona 2011. 693p. 19×12,5cm
      El autor se hizo una promesa hace doce años: la de reconstruir todo lo que vivió como fundador de la revista alternativa Ajoblanco en los años setenta, para que las generaciones actuales dispusieran «de una nueva versión de este tramo de historia, con la esperanza de convencerles de que un mundo mejor fue y sigue siendo posible, y como homenaje a los cadáveres de la Transición».

Rodrigo, Antonina

Una mujer libre. Amparo Poch y Gascón, médica y amarquista

Colección Tramontana, 6. Flor del Viento Ediciones, Barcelona octubre 2002. 300pp. 23x15cm.
La trayectoria vital de Amparo Poch y Gascón la constituye su labor humanista, dentro del campo de la Medicina y en el Sindicato Único de la Sanidad de la CNT, su compromiso militante por la emancipación de la clase obrera, desde la sanidad y la pedagogía, y con claros objetivos emancipadores para la mujer trabajadora. Cofundadora de la revista Mujeres Libres, una gran parte de sus escritos tuvieron consagrados a difundir enseñanzas esenciales sobre la maternidad, puericultura, sexualidad e higiene y las plagas de la época; sífilis, tuberculosis y alcoholismo (La cartilla de consejos a las madres, Zaragoza, 1931). La educación sexual de la mujer fue otra de sus grandes preocupaciones. Su labor de divulgación fue esencial para informar a la mujer obrera sobre el conocimiento de su propio cuerpo en libertad, en una sociedad donde era tabú tratar temas sobre la sexualidad y la higiene femenina. La doctora Poch denuncia en La vida sexual de la mujer (1932) el “inmenso desierto” que ha atravesado la mujer con la iglesia somo árbitro de vidas y almas. Abogaba por una maternidad consciente, en donde la mujer pudiese elegir cuándo, cómo y con quién tener hijos, lo cual en la España de los años veinte y treinta significaba una ruptura con las ideas imperantes. Partidaria del amor libre escribió Elogio del amor libre, páginas de gran belleza y coherencia. En 1936 estuvo propuesta para Ministra de Sanidad. Al comienzo de la Guerra Civil actuó como médica miliciana en los hospitales de campaña y de sangre en Madrid. Y como miembro de la Junta de Protección de Huérfanos de Defensores de la República estuvo consagrada a los niños y los refugiados, dentro y fuera de España.

Sánchez García, Raquel

La razón libertaria. William Godwin (1756-1836)

Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, Madrid 2008. 215p. 22×16 cm.
William Godwin ha sido considerado uno de los filósofos y escritores más originales en el nacimiento de la modernidad. Calificado de anarquista, ilustrado, racionalista y utópico, su pensamiento está teñido de las más plurales influencias. Sin embargo, como todo pensador, es producto de su tiempo. En él se reflejan las peculiaridades del entorno histórico, social e intelectual en el que creó sus ideas: la Europa que, recién salida de la Revolución francesa, se hallaba a la búsqueda de nuevos referentes. Con William Godwin se unen las preocupaciones de los siglos XVIII y XIX y se proyectan hacia la época contemporánea a través de sus análisis sobre cuestiones tan actuales como la situación de la mujer, la ecología o los peligros de la homogeneización del pensamiento. Su apuesta por la autonomía individual y el progresivo perfeccionamiento del ser humano responden a una sincera confianza en la capacidad de cada individuo para lograr la libertad en el seno de una sociedad llena de desafíos al desarrollo ético de los hombres.

Téllez, Antonio

Agustín Remiro. De la guerrilla confederal al servicio secreto británico

Diputación de Zaragoza / Ayuntamiento de Épila. Zaragoza, 2006. 185p. 21x15cm.
     “Era un jornalero típico, pero con un carisma enorme; fue el líder indiscutible de la CNT en la comarca de Épila“. Manuel Ballarín, infatigable en su labor de recuperación de la memoria histórica, ha sido el motor decisivo de la publicación del libro “Agustín Remiro. De la guerrilla confederal a los servicios secretos británicos”.
     La obra ha tenido una vida tan azarosa como la del biografiado, ya que su autor, Antonio Téllez Solá, falleció sin poder verla publicada. Téllez, combatiente en la guerra civil, historiador del anarquismo y de los guerrilleros libertarios en España, murió el 26 de marzo de 2005. Su libro se acaba de presentar ahora en Épila y recupera la memoria de un aragonés que desempeñó un importante papel dentro del movimiento libertario.

Téllez, Antonio

Sabaté. Guerrilla urbana en España (1945-1960).

Colección Memoria. Virus Editorial, 1992. 360 p. 21×15 cm.
Partiendo de la vida de uno de los personajes más conocidos: Francisco Sabaté, se nos presenta a toda una generación de militantes libertarios españoles, herederos de las ideas anarcosindicalistas y actores de la Revolución española de 1936. Los protagonistas de este libro comienzan en 1944 un combate mediante la propaganda y la guerrilla contra una dictadura que niega ferozmente al individuo todo derecho a expresión, enseñanza, asociación, a la difusión de las ideas, e incluso, hasta el pensamiento mismo; contra una política económica y social que desde comienzos de los 50 será la causa de numerosos movimientos sociales encontrando eco hasta en las filas de la burguesía española.
A la represión, la desesperanza y a la muerte, pocos hombres y mujeres implicados en este largo combate sobrevivieron. Acorralados por la policía y los servicios de información españoles por un lado y, finalmente, abandonados por el otro, por la CNT por su actitud de proseguir al combate activo, mientras que la organización libertaria en el exilio se esclerotizaba, los grupos de acción mantenían una lucha cada vez más precaria, desesperada y solitaria.

Vallina, Pedro

Vallina, P.- Fermín Salvochea. Crónica de un revolucionarioFermín Salvochea, crónica de un revolucionario

Editorial Renacimiento, Sevilla 2013. 380p. 21x15cm.
Junto con los escritos de Pedro Vallina Martínez hemos incluído también en esta edición el conocido, aunque hasta ahora de difícil consulta, folleto de Rudolf Rocker, que traza una inolvidable semblanza del protagonista de este libro: Fermín Salvochea. Los textos de Vallina y Rocker son dos de los más importantes sobre la vida y obra del alcalde republicano federal y anarquista gaditano. De circulación restringida en la actualidad proporcionan interesantes informaciones, no sólo sobre su vida, sino también sobre el contexto sociopolítico y otras personalidades del momento.
Fermín Salvochea Álvarez (Cádiz, 1842-1907) es uno de los ejemplos más redondos de las relaciones entre el mundo republicano federal y el anarquista de las últimas décadas del siglo XIX y la primera del XX. Participó en la revolución de 1868, se destacó en la defensa de sus conquistas, encabezó la revuelta federal en 1869 y sufrió por ello exilio y prisión. Impulsor del cantón gaditano en el verano de 1873 pasó un largo periodo en prisión, de la que saldría ya convertido en anarquista. Desde entonces y hasta su muerte, e incluso -como demuestra la edición de este libro- más allá de esta, su figura traspasó la línea de la historia para entrar en la del mito.
La impecable introducción del historiador José Luis Gutiérrez Molina ofrece al lector unas semblanzas de los autores y el protagonista, que permiten al lector tener un conocimiento más amplio de sus personalidades, al tiempo que sitúa el proceso de elaboración y edición de ambos textos.

Vicente, Laura

Teresa Claramunt. Pionera del feminismo obrerista anarquista.

Biografías y Memorias 4. FAL, 2006. 306 p. 21×15 cm.
Teresa Claramunt (Sabadell 1862 – Barcelona 1931) fue una mujer a contracorriente. Trabajadora textil, cuando la mayoría de las mujeres pasaban su vida recluidas en el ámbito doméstico; anarquista, cuando las mujeres más audaces alumbraban un feminismo político; activista sindical, en un ambiente laboral dominado por hombres; escritora y periodista, cuando la cultura popular era poco más que folclore y tradición. Nacida en Cataluña, la miseria la hizo emigrar con su familia a Aragón, primera etapa de un largo periplo por Sabadell, Barcelona, Sevilla o Zaragoza. La represión judicial la exilió a Francia y Gran Bretaña. Participó con intensidad en las convulsiones sociales de su época, y fue enterrada solo dos días antes que la primavera trajese la República. Pionera de tantas cosas, tan libre en su vida pública como en su conducta privada, su biografía merece la pena ser contada y conocida. Su autora, Laura Vicente Villanueva es profesora de Historia y Doctora en Historia Contemporánea, autora del libro Sindicalismo y conflictividad social, Zaragoza (1916-1923) y profunda conocedora de la vida de Teresa Claramunt.
Anuncios