Ekintza Zuzena #40

Ya está en la calle en nº 40 de la revista libertaria Ekintza Zuzena. Con este número la publicación celebra su 25 aniversario. Surgida en la agitada Euskal Herria de la década de 80 del pasado siglo, la revista, al igual que la sociedad, ha sufrido muchos cambios, pero a lo largo de estos años ha tratado de mantener la originaria filosofía autogestionada de los fanzines y una línea libertaria, crítica e independiente.

Ekintza-40

Contenido del número 40:

25 años – Pasado, presente y futuro de la lucha contra el TAV – Entrevista con Emilio López Adan sobre el libro «De la historia de la Estrategia armada de ETA» – La crisis económica (una relectura a contrapelo) – Economía de guerra – Vagabundos y mendigos en la urbe planetaria – Experiencias en torno a la agroecología y al consumo responsable – Un recuerdo de la okupación rural de Sasé – Radios libres – Ferias de libro anarquista – Cuidando nuestras cabezas – Capitalismo y salud mental – El discreto retorno de Ivan Illich – Cuando el dinero siente los colores – Valeria, Diálogo entre dos luchadores de distintas generaciones – Sobre la higiene – Cómics, libros, humor,…

25 años

Que una revista con espíritu de fanzine como esta llegue a cumplir 25 años quiere decir mucho, pero, al mismo tiempo, sólo es una cifra. Perdurar no es necesariamente algo positivo, pero, a la vez, es una muestra de trabajo y voluntad, a la par que de suerte y azar. Una leve huella en esa historia con minúsculas a la que queremos y creemos contribuir en un anhelo contradictorio por transformar nuestra vida y nuestro presente social.

¿Cómo resumir en pocas líneas tantos momentos vividos, tanto esfuerzo, tantas dudas y certezas, algunas pequeñas miserias y grandezas menores, tantos aciertos y fracasos? No son tiempos ni de nostalgias ni de autocomplacencia, aunque quizá sí de memoria y de recuerdo, de reflexión y de experiencia para mirar hacia adelante. Una experiencia como la de esta publicación que a lo largo de estos cinco lustros ha ido acudiendo a su cita con la irregularidad de sus propios medios y con el amparo y el oxígeno de ese mundo libertario y antiautoritario que es tanto vitalidad y promesa de futuro como zozobra, desorientación y pasado.

Llegar a cierto punto simbólico y real a menudo implica una parada para calibrar el peso que se carga o la inercia que nos arrastra. Buscar sentido a lo que hacemos tiene un inevitable componente de fe o de esperanza, que se sustenta en empeños, convicciones e ideas, pero cuyos frutos son a menudo inciertos e inesperados. Esa tensión en la que nos movemos nos da vida y a la vez consume nuestras fuerzas, sabiendo que somos lo que hacemos y que la vanidad y la soberbia viajan en una vía muerta.

Celebramos pues que estamos vivos y que seguimos impulsados por nuestras ganas y por las de otras personas. Con la humildad de estar siempre en la cuerda floja, de ser mucho y nada y de saber que nuestros proyectos aspiran apenas a ser parte de una larga e inacabada lucha por la libertad para que no perezca eso que llamamos humanidad.

http://www.nodo50.org/ekintza

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Novedades Biblioteca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s