DOMINGO 28 ABRIL. 18:30h

Redes de solidaridad y apoyo mutuo. La Red de Solidaridad de Seattle

Introducción a cargo de la Editorial Klinamen

La Red de Solidaridad de Seattle (SeaSol), es una experiencia vivida en esta ciudad norteamericana en la que un grupo de personas procedentes de la IWW (Industrial workers of the World) comienzan a organizarse al margen de este sindicato para crear una red que aporte soluciones concretas ante pequeños problemas principalmente relacionados con lo laboral o los alquileres de vivienda.

Esta red plantea la solidaridad entre sus participantes a partir del empleo del apoyo mutuo, la horizontalidad y la implicación de lxs propixs afectadxs en sus conflictos, sin intermediario ni líderes.

Ante el actual panorama de agresiones al que nos vemos sometidxs a diario, la aparición de diversos proyectos de esta índole obliga a realizar una serie de reflexiones que acompañan a la creación de estas redes.

¿Por qué surgen en este momento histórico iniciativas de este tipo? ¿Obedecen a una búsqueda de soluciones de los problemas acaecidos o intenta dar respuestas puntuales antes necesidades no cubiertas? ¿Es posible darles un contenido a más largo plazo, más allá de esas mejoras puntuales? ¿Cómo compatibilizar su actividad con el deseo de transformaciones de mayor calado?

201304——————————————————————————————————————

Cuestiones en torno a las redes de solidaridad. Puntos de debate:

  • En primer lugar, nos planteamos qué hace necesario en este momento la creación de nuevas redes de solidaridad.

Con esto queremos valorar por qué en este momento histórico surgen estas iniciativas. Si son necesarias estas nuevas redes o, por el contrario, es viable la participación de la gente en estructuras ya existentes hoy día. Ante la eventual decisión de considerar necesaria la creación de estas redes, nos preguntamos por qué las estructuras actuales no son válidas o no responden en la actualidad a nuestras necesidades.

Por otra parte, nos planteamos bajo qué criterios se podrían iniciar esas redes, es decir, si deberían partir de iniciativas ligadas por intereses o temperamentos afines o, por el contrario, deberían darse por encuentros más amplios con una heterogeneidad amplia de personalidades y planteamientos.

  • En segundo lugar, se nos presenta el interrogante sobre qué luchas deberían ocupar nuestra atención y según qué criterios debemos decantarnos por unas o por otras.

En este punto, se entraría a valorar los fines por los que necesitaríamos crear una red y, de acuerdo a la finalidad planteada, si nuestros objetivos obedecen a una práctica a “largo plazo” o a una busca de resultados inmediatos para resolver problemas puntuales.

Por otra parte, también nos preguntamos, si sería conveniente dar la misma importancia a todas las luchas o habría que priorizar algunas en detrimento de otras.

  • En tecer lugar, nos surge la duda de cómo compaginar reivindicaciones de carácter parcial con la voluntad de transformaciones mayores.

Dada la confluencia de personas con diferentes puntos de vista e inquietudes, creemos que un punto importante para el funcionamiento de estas redes pasa por sopesar cómo compaginar el deseo de una transformación más radical de la sociedad –que en ocasiones lleva a la inacción por vetar propuestas que se entienden como reformistas o meros “parches”-; y a la inversa, cómo afrontar luchas parciales y concretas sin caer en la simple reforma.

Ante todo esto, cabría valorar qué condiciones mínimas se considera que hay que establecer para poder funcionar en común, y qué mecanismos se pueden poner en marcha para conseguir una implicación lo más activa posible entre lxs participantes (cómo conciliar la mayor disponibilidad de unxs con la menor actividad de otrxs sin crear posiciones de liderazgo, vanguardismo o tener que rebajar el discurso).

  • En cuarto lugar, nos gustaría tratar sobre las potencialidades y los límites de estas luchas.

Valorar qué implicaciones -positivas y negativas- tienen estas estrategias de lucha, tanto a nivel participativo –capacidad de implicación, de desarrollar un discurso…- como a nivel de resultados y de medios empleados.

  • En último lugar, nos gustaría hablar de experiencias concretas y enseñanzas.

Nos gustaría abordar ejemplos reales de donde poder extraer alguna enseñanza práctica. Un ejemplo concreto que se nos viene a la cabeza, podría ser el movimiento sugido en torno a la paralización de los desahucios.

Asimismo, se podría entrar a valorar la participación en otro tipo de estructuras y movilizaciones más amplias como las que se han dado al calor de los recortes en sanidad, educación, o en contra de determinados proyectos e infraestructuras.

Desde la Biblioteca os animamos a que si participáis o conocéis algún tipo de red de solidaridad aportéis vuestra vivencia o vuestro punto de vista personal.

Enlaces de interés y/o relacionados:
Editorial Klinamen

Para descargar el libro: http://www.editorialklinamen.net/?page_id=372

Oficina de Apoyo Mutuo de Manoteras

Grupo Laboral Asamblea Lavapiés

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Convocatorias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s